La comunicación empresarial del siglo XXI. La gestión de los activos intangibles

Por Mª Victoria Carrillo Durán y Juan Luis Tato Jiménez


La comunicación en las organizaciones no siempre ha tenido el mismo nivel de desarrollo. Podemos definirla correctamente, como el conjunto de acciones integradas que engloben la correcta gestión de la comunicación comercial, la comunicación corporativa e interna y la gestión de los activos intangibles estratégicos. 

En el momento presente, necesitamos un nuevo modelo de comunicación empresarial, capaz implicar y aplicar la comunicación de un modo integral y proactivo, puesto que los modelos tradicionales no encajan en la filosofía de los activos intangibles. 

En esta línea, proponemos el diseño de la “comunicación espiral” como modelo coherente con el nuevo entorno empresarial. La comunicación espiral se genera desde el interior al exterior de la organización, a través de un flujo en forma de espiral que abraza a los públicos internos y llega a los públicos externos, marcando en cada ámbito de acción, unos objetivos que cumplir. La comunicación espiral debe ser gestionada desde la dirección de imagen y comunicación. El objeto de esta comunicación son los activos intangibles. Los principales activos intangibles gestionables por la comunicación espiral son: la imagen corporativa, la reputación corporativa, la marca, la cultura corporativa y la gestión del conocimiento, la responsabilidad social corporativa.
 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s