La Alfabetidad Visual

El modo visual constituye todo un cuerpo de datos que, lo mismo que el lenguaje, puede utilizarse para componer y comprender mensajes situados a niveles muy distintos de utilidad, desde lo puramente funcional a las elevadas regiones de la expresión artística. Es un cuerpo de datos compuesto de partes, constituido a su vez de un grupo de unidades determinadas por otras unidades, cuya significancia en conjunto es una función de la significancia de las partes.


Entonces la alfabetidad significa que todos los miembros de un grupo comparten el significado asignado a un cuerpo común de información; y sus fines son los mismos que los que motivaron el desarrollo del lenguaje escrito: construir un sistema básico para el aprendizaje, la identificación, la creación y la comprensión de mensajes visuales que sean manejables por todo el mundo, y no sólo por los especialmente adiestrados como el diseñador o el artista.
Podríamos afirmar que la alfabetidad visual debe actuar de alguna manera dentro de límites, no puede estar sometida a un control más rígido que la comunicación verbal, ni tampoco a uno menor tal como explica el propio Donis Dondis (2007)

Para que nos consideren verbalmente letrados hemos de aprender los componentes básicos del lenguaje escrito: las letras, las palabras, la ortografía, la gramática y la sintaxis. Lo expresable con estos pocos elementos y principios de la lectura y la escritura es realmente infinito. Una vez dominada la técnica, cualquier individuo puede producir, no sólo una inacabable variedad de soluciones creativas para los problemas de la comunicación verbal, sino también un estilo personal.

De hecho, partiendo del planteamiento de que el ser humano es un ser comunicante, todo proceso humano indefectiblemente implica la comunicación. Entenderemos, pues, que la socialización, como todo proceso humano, es un proceso comunicacional, mediante el cual se establecen contenidos y significaciones compartidas, se produce el flujo de sentido entre individuos y se establece un conglomerado de intangibles, que va desde la concepción del estado-nación hasta el asentimiento de una cultura determinada.
Bajo este escenario, la propuesta de Dondis cobra relevancia, de cara a los avances de las tecnologías de la información y la comunicación (Tic’s) y al creciente posicionamiento de la industria mass mediática como sector económico fundamental, encargado del soportar el flujo de contenidos, donde la información pasa a ser mercancía y que, por tanto, se articula como un bien de consumo, desde la cual y sobre la cual se ejercen diversos niveles de control.
Comprenderemos entonces que para la producción de mensajes audiovisuales la primera necesidad radica en el conocimiento sobre la significación y las técnicas de manejo del mensaje visual, es decir, es indispensable poseer y reconocer esta alfabetidad que describe Dondis.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s