El público: del uso al abuso

Por Carlos Zavarce 
 
Dentro del proceso de reflexión sobre la Comunicación Institucional surge un término que aún siendo la razón de ser de esta especialización, nadie se arriesga a definir con claridad prístina. Nos referimos a Público.
 
 


En la visión de mercado, vale decir en el enfoque de que todo responde a unas leyes del intercambio económico, cuando habla de público se lo ve como el consumidor, el que compra, el que utiliza. Pero paralelamente lo mira como la gallinita de los huevos de oro que jamás debe estar conciente que terminará en la olla. Por ejemplo: para un periódico lo importante no es mantener a sus lectores real y profundamente informados. No, lo trascendente es contarlos, meterlos en un redil, casi secuestrarlos, para vendérselos como un solo paquete (con lacito y todo) a los anunciantes. Igual que la televisión que habla de usuarios o televidentes, y se pelea durísimo por los numeritos del raiting porque a más público, más le pueden cobrar a los clientes.
 
Para los partidos políticos no es muy diferente la cosa: el público que en el argot denominan pueblo, es un consumidor que también se cuenta. Lo trascendente no es servirle sino acumularlo para justificar las decisiones del Poder en todas sus vertientes. El que obtiene más votos tiene más derecho a imponer su visión sobre una manera de administrar los bienes, la ley, los servicios.
 



Las iglesias no se quedan atrás: ellas promueven (venden o intentan convencer) sobre una existencia ulterior a la vida terrena; sin embargo, cuando se analiza el discurso queda claro que su meta es acumular fuerza, seguidores, creyentes, porque eso aumentará no sólo su capital sino también el prestigio para que sus dirigentes puedan hablar por “su pueblo” en el púlpito local, nacional o mundial.

 
Entonces, cuando tratamos de ver el tema del público desde la Comunicación Institucional, lo primero que necesitamos es clarificar el enfoque  paradigmático sobre el que nos ubicamos.
 
Si nuestra plataforma ideológica es la del capitalismo, entonces tendremos al público como un target, un grupo segmentado, clasificado, agrupado, lo veremos como un objeto de uso y como un bien de intercambio. 
 
 
Pero si estamos enfocados sobre un criterio social, de justicia y equidad, nuestro público estará compuesto por personas con derechos a una información veraz, oportuna, equilibrada. Estamos obligados a servirlos tomando en cuenta sus características individuales, asumiendo que cada individuo tiene necesidades concretas, urgencias, requerimientos e, incluso, deseos específicos. Entonces estaremos en trabajando para los seres humanos, ofreciéndoles los servicios de nuestra institución o empresa, no para que nuestro ente jurídico se haga fuerte y amase poder, sino porque somos servidores públicos que nos debemos a garantizar un mejor nivel de vida para todos.
 
La propia Organización de Naciones Unidas (ONU) en 1999, en el Foro Económico Mundial de Davos, habló del Pacto Mundial de las Naciones Unidas como una iniciativa de compromiso ético destinada a que las empresas de todos los países acojan, como una parte integral de su estrategia y de sus operaciones, diez principios de conducta y acción en materia de Derechos Humanos, Trabajo, Medio Ambiente y Lucha contra la Corrupción. Es decir: la Responsabilidad Social.
 
 
 
Allí se habla de derechos humanos, ambiente, condiciones laborales y, principalmente, de la obligación de todos los entes jurídicos de garantizar el bienestar real de la población del mundo. Menos considerarla un bien de uso y empezarla a respetar como lo que es: seres vivos con sentimientos y valores, la razón última para la construcción de un planeta límpio, justo y equilibrado.
 

Ya con esa visión estamos listos para comenzar la construcción de nuestra visión y misión como Dirección o Gerencia de Comunicación. Tema que empezaremos a desarrollar en las siguientes entregas.

Periodismo Institucional: diferencias y oportunidades en otros ámbitos de acciónCarlos Zavarce. Periodista, docente de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Autor de “Secretos de la producción radiofónica: planificación, elaboración de libretos, uso de recursos y comercialización”
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s