Pequeño detalle

Tras los eventos naturales que se sucedieron durante todo el 2010 y que recientemente azotaron a la población japonesa. Hoy nos enfrentamos a lo que podría ser la mayor amenaza conocida de contaminación nuclear, al menos desde los particulares y nada naturales eventos nucleares de Hiroshima (Japón) o Chernóbil (Rusia). ver también


Ahora bien, sin querer disminuir la gravedad ni la importancia de lo que ocurre en Japón en estos momentos, me embarga la preocupación por algo que probablemente parecerá insignificante, me refiero a la disminución de las poblaciones de insectos en el mundo.
De seguro, cuando digo insectos, algunos pensaran en zancudos o cucarachas, y aunque entran en el rango, quienes me conocen, bien saben que respecto de las cucarachas mi preocupación se concentra única y exclusivamente en el nivel de proximidad que estas puedan tener conmigo… fuera de eso, ellas en lo suyo y yo, pues en lo mío. En el caso de los zancudos, que suelen ser más o menos molestos, y dependiendo de la región geográfica (sobre todo en el Trópico) pueden ser agentes transmisores de enfermedades, no generan una preocupación mayor.
Pero estos no son los únicos insectos del mundo. Desde hace años las concentraciones humanas en las grandes orbes, sólo notan (notamos) este par de insectos y de acuerdo a lo molestos que puedan parecer se han inventado, mejorado e incrementado los insecticidas “caseros”. El detalle con estos insecticidas caseros, es que no discriminan entre un zancudo, una cucaracha, una mariposa o una abeja.
Ya se ha comprobado que el uso sistemático de estos insecticidas afecta a otras poblaciones de insectos. Más aún, se ha verificado que la rutina generalizada del uso de agroquímicos en la industria agroalimentaria mundial, afecta los procesos reproductivos y la conducta de otras especies, como es el caso de los peces y las aves, entre otros.
Probablemente, a estas alturas aún no tiene significado mi preocupación. Pues bien, los insectos son parte fundamental del ecosistema, gracias a ellos se polinizan casi el 100% de las plantas. Bajo la lógica más simple, plantas es igual a comida. Las plantas son la principal fuente de alimento de animales y de seres humanos, si estas no son polinizadas no florecen sus frutos, luego no hay alimento.
A propósito de ello les dejo el tráiler de Vanishing of the Bees (La desaparición de las abejas). Recientemente encontré este documental que plantea de forma extraordinaria, muy sensible pero también práctico, el tema sobre la disminución de las poblaciones de abejas. En su desarrollo entrevista a varios especialistas quienes basados en el fenómeno conocido como Colony Collapse Disorder (CCD), o desorden del colapso de la colonia, entran a explicar las causas estructurales por las cuales las abejas abandonan la colmena, desapareciendo sin que alguien sepa porqué.

 

Miles de apicultores de todo el mundo han salido de sus centros de reproducción de abejas y admitido el mismo problema, y algunos informan de pérdidas de más de 90% de sus colonias. Y no se encuentran abejas muertas por ninguna parte. Se estima que el CCD se ha traducido en la muerte de más de una cuarta parte de los 2,4 millones de colonias de abejas en al menos 35 estados de Estados Unidos.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s