Apuntes sobre redes o enredos

El término de “redes sociales” surge en el área de las ciencias sociales en 1940 para definir y categorizar las relaciones interpersonales en ámbitos comunitarios. Posteriormente a partir de los años 70, la noción de redes aplicada al análisis de acciones colectivas y de movimientos sociales se desarrolla con profundidad cuando la sociología se enrumba en el abordaje de las teorías de los “nuevos movimientos sociales”.

La red como forma de organización, permite la conexión en relaciones interindividuales pero además dinamiza la posibilidad de estructurar grupos afines en acciones colectivas. Ya en el tercer milenio, no es sólo una categoría, pues la realidad de las sociedades contemporáneas esta signada por un sistema de nudos interconectados, es tiempo de flujos y sinergias, de tránsitos e interfaces.

Con el auge de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) las redes sociales primarias, territoriales, tradicionales; “han traspasado las fronteras espaciales de las redes presenciales, creando territorios virtuales cuyas configuraciones se definen por las adhesiones a una causa o por afinidades políticas, culturales o ideológicas” (1).

Por qué moverse en red

El ser humano, como animal social que es, se encuentra vinculado a otros a través de la comunicación. Aristóteles (2) define la comunicación humana por la presencia como un zoon (animal) politikon (habitante de la ciudad) y por un Gehlen animal domestico, es decir nacido y desarrollado en un domus (hogar); así el mundo del ser humano es, ante todo, el de sus congéneres en la sociedad y el de los personajes de su familia, siendo estas realidades inseparables.

La capacidad del ser humano para comunicar y manipular símbolos cargados de sentidos compartidos le ha permitido desarrollar estructuras sociales complejas, modificar el entorno, desarrollar la conciencia y resolver problemas abstractos.

A lo largo de la historia, los medios de comunicación han ido avanzando en paralelo con la capacidad de los pueblos para configurar su mundo físico, estableciéndose un creciente grado de interdependencia entre medios y sociedad. De hecho, lo que hoy denominamos la revolución de las telecomunicaciones, con el concomitante incremento de la capacidad y velocidad para la transmisión de datos ha empujado al mundo hacia el concepto de aldea global. Tal espacialidad comunicacional y simbólica es la que teje un sentido global de adscripción y pertenencia a una territorialidad no física pero sí global.

En la actualidad el mundo se mueve más y más en red. La idea de que Internet es más que una tecnología ya es un hecho palpable. Es un medio, que sirve para la interacción, que hace posible nuevas formas de organización social; “un medio en el que se basa una nueva sociedad en la que ya vivimos: la sociedad en red” (3)

De hecho según cifras de la Organización de Naciones Unidas (ONU) se estima que en la actualidad existen 2 mil millones de usuarios de internet a escala mundial, más de 230 millones viven en Latinoamérica. En Venezuela, la historia no es distinta, pues el acceso a internet se ha incrementado vertiginosamente, según datos recientes del Observatorio Estadístico de Comisión Nacional de Telecomunicaciones (4), para 1998 había 322 mil usuarios y un porcentaje de penetración de 1.38%, para 2006 la cifra de usuarios ya sobrepasaba los 4 millones y representaba un 15.33% de penetración.

Para 2013 existe un registro de casi 13 millones de usuarios de internet y estima el porcentaje de penetración en 43.16% (5), sin considerar hasta la fecha el número de usuarios que acceden desde telefonía móvil o inteligente. Es decir que por cada 100 habitantes, hay 42 usuarios del servicio de internet; esto nos coloca en un escenario en el cual el desarrollo de medios, sistemas informáticos o estrategias específicas pueden tener un impacto real y significativo.

Algunas premisas para estar y ser parte de una red virtual

  • Ciertamente, el no se debe abusar hashtags o etiqueta. En su lugar, optimizar para twitter con un máximo de 2 por tweet y en otras redes con 5 o 6 es suficiente.
  • Dale a la gente el crédito al compartir su contenido con una mención.
  • Para twitter se constante pero no lo hagas spam. En su lugar, extiende tus tweets de manera uniforme a lo largo del día.
  • Importante la regla 80/20  es decir pasar más tiempo hablando de los demás que de sí mismo.
  • Siempre responder a las personas que llegan a ti, a menos que sean trolls.
  • Elija contenido relevante y que añade valor a sus relacionados y público.

 


1.- Scherer-Warren, Redes sociales y de movimientos en la sociedad de la información, 2005
2.- Ortíz Alonso & López Ibor, 1999
3.- Majo & Marques, 2001
4.- Conatel, 2013
5.- Conatel, 2013
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s